Friday, April 1, 2011

Al rescate del Koubek Center.


El cierre de un centro cultural donde existe una sala de teatro bien equipada, con capacidad para unas doscientas personas, siempre es motivo de tristeza, sobre todo para los que nos batimos por el arte teatral de la ciudad.

Sobre todo si en ese lugar se imparten cursos de periodismo y creación artística, con profesores de reconocido nivel y trayectoria.

La valía de una sala de teatro, de un centro cultural, de una institución pedagógica, se mide por el impacto que ella tiene en el paisaje escénico, literario, educacional y cultural de la ciudad.
El Koubek Center ha tenido la posibilidad de convertirse en uno de los líderes de la creación, la producción, y la promoción escénica, literaria y audiovisual en Miami.
A pesar de que por ese hermoso lugar ha pasado lo mejor de nuestros escritores, intérpretes y pensadores, la dirección no ha logrado un programa cohesionado, una estrategia dirigida a marcar nuestra sociedad, con lo mejor de las creaciones de los que han pasado por allí.

La hora no es de lamentarnos, sino de unirnos, de ver cómo podemos recuperar el tiempo perdido.

El momento no puede ser mejor para que las generaciones de cubanos que cohabitan en Miami se unan por una causa de Miami.
Si nos reunimos y creamos una táctica de rescate del Koubek, con la juventud de la nueva generación y la sabiduría de la vieja guardia, la reconquista del Koubek Center pudiera hacer reverdecer los laureles de una comunidad que lo necesita verdaderamente.
Mi voz puede ser más fuerte, pero no más clara; le hago un llamado a la vieja guardia de patriotas cubanos, para que asuman el liderazgo de este combate, pueden contar conmigo hasta las últimas consecuencias.

Cordial, respetuosa y enardecidamente,

Yoshvani Medina.

8 comments:

  1. Y conmigo también. Pero a esto hay que darlo a conocer por otras vías para que llegue a TODOS.

    ReplyDelete
  2. conmigo tambien puedes contar por lo menos con mi voz y arenga publica por esa causa, hay que lograr que nos escuchen los que tienen el poder, necesitamos tanto nosotros los teatristas, como los poetas , como todos los que necesitan un sala para minifestarse e cualquiera de las artes escenicas, que no se cierre mas un centro de arte, que les pasa a los politicos una ciudad sin arte es una ciudad sin cultura.

    ReplyDelete
  3. Wilfredo A. RamosApril 1, 2011 at 5:31 PM

    Estoy en total acuerdo contigo. es indignantte que se cierre esa institucion. Todo por que?, porque es un centro de la cultura hispana? creo que debemos dirigir nuestras voces hacia la direccion de la Universidad de Miami y hacer sentir nuestro desacuerdo con tal desasertada decision. Dejemos la pasividad ante el saqueo de nuestros valores ciudadanos!

    ReplyDelete
  4. Qué tal una propuesta conjunta para sufragar costos y mantener el teatro con carteleras y/o el resto de los espacios en uso. Varios grupos pueden organizarse para desarrollar sus actividades con financiamiento compartido con la misma institución.
    Es posible que ellos no vean opciones, sería interesante mostrárselas. Con intentarlo nada perdemos y podemos ganar todos.
    La identidad Miamense precisa de que el arte deje de ser una proeza.

    ReplyDelete
  5. Estoy de acuerdo, Anna!!
    yoshvani@yahoo.fr

    ReplyDelete
  6. Yoshvani, no nos conocemos personalmente,supe de ti y de tu buena iniciativa a traves de nuestra comun amiga Pilar Velez. Durante mas de tres anos trate de motivar a la direccion de KC con unas ideas academicas apropiadas para una division de estudios continuos, sin embargo, no fueron objeto de interes alguno. Hoy, algunas universidades de nivel cuentan en su haber con esquemas de ensenanza tal como los que propuse. En KC tanto la vision como la mision son acertadas, lo sorprendente y lamentable tratandose de UM es la direccion del Centro. Me sumo a la iniciativa de rescate. Saludos, Raul Parra-Serva

    ReplyDelete
  7. Raul, me gustaria entrar en contacto con usted. yoshvani@yahoo.fr
    Muchas gracias por su comentario y sus palabras generosas.
    Un saludo a nuestra amiga Pilar.
    Suyo,
    Yoshvani.

    ReplyDelete